top of page

Queridas familias,


Debemos dejar de evitar que nuestros hijos e hijas vivan adversidades y acompañarles a crecer a través de ellas.


Últimamente como sociedad estamos tendiendo a sobreproteger a niños y jóvenes, privándoles de vivir y experimentar cualquier tipo de sufrimiento y malestar.


Esta postura les incapacita para hacer frente de forma adaptativa a las adversidades y no les da acceso a los procesos de transformación derivados de la expresión de la resiliencia.


Como referentes, si no estamos dispuestos a abrazar toda la experiencia humana con sus luces y sombras, no podremos acompañarles en la conquista de su autonomía y su madurez emocional.

Nuestros hijos e hijas,

Aprenden a ser pacientes y a mantener a raya la necesidad de inmediatez cuando viven la espera.

Aprenden a ser responsables cuando les damos responsabilidades.

Expresan conductas resilientes cuando viven adversidades.

Aprenden a tolerar la frustración cuando no ocurre siempre lo que ellos y ellas quieren, ni de la manera que quieren, ni en el momento que quieren.

Pueden expresar sus fortalezas cuando viven retos fuera de su zona de confort.

Aprenden a elegir bien cuando los adultos lo han hecho antes para ellos y ellas.

Maduran de manera adaptativa cuando crecen en entornos con normas y límites, donde deben poder, obviamente, expresar todo lo que son y más.

Aprenden a abrazar y comprender la experiencia emocional entera, cuando no hay alguien que les evita la vivencia de emociones desagradables.

Empoderarlos no es evitarles adversidades, es acompañarlos.

Acompañarlos no es sobreprotegerlos, es dotarlos de recursos y abrirnos a lo que la vida nos propone sin condiciones y teniendo siempre presente la última de nuestras finalidades, la de servirla.


Cada generación tiene sus retos. El mejor regalo que podemos dar a nuestros hijos e hijas para vivir bien los suyos, es el de su desarrollo. Solo a través de éste podrán vivir vidas libres, útiles y con bienestar. Un bien-estar que depende única y exclusivamente de su bien-ser.






Komentáře


bottom of page