top of page

Libres y útiles



En el año 2017 científicos chinos, sur-coreanos y estadounidenses, lograron evitar una enfermedad hereditaria en un embrión humano, eliminando un gen defectuoso del genoma y sustituyéndolo con fragmentos de ADN. Mientras tanto, ese año, en el África Subsahariana murieron 1,1 millones de seres humanos debido a bronquitis y neumonía.


A principios del siglo XXI, los mejores restaurantes culinarios del mundo lograron encapsular en forma de esfera un volumen líquido de alimento, consiguiéndose una apariencia sólida. De este modo se obtenía en un mismo alimento, dos texturas diferenciadas, líquida y sólida. Estaban esferificando. Mientras tanto, en el mundo, nacieron 20,5 millones de bebés con bajo peso debido a la malnutrición de sus madres y 148,9 millones de niños menores de 5 años sufrían retraso en su crecimiento por el mismo motivo.


El año 2017 sólo en África Subsahariana murieron 1,1 millones de seres humanos debido a la bronquitis y la neumonía.

En 2016 Google irrumpe en la actualidad educativa presentando Google Expeditions, un proyecto que permite al alumnado a través de unas gafas de realidad virtual, viajar por diferentes partes del mundo. Ese mismo años 263 millones de niños y jóvenes no tuvieron acceso a ningún tipo de escolarización.


Increíble ¿verdad? Como podemos ser los mismos? ¿Cómo podemos ser a la vez capaces de crear realidades extraordinarias e incapaces de evitar que ocurran otras realidades devastadoras?


Nuestro impulso a trascender nos lleva constantmente a ir más allá de lo que tenemos, lo que hacemos y lo que sabemos però se nos ha olvidado la necesidad de ir también más allà de lo que somos y de nuestra manera de estar en el mundo. Posiblemente esta sea la causa de estos dolorosos contrastes y del sufrimiento profundo y continuado de nuestro planeta y de el de millones de personas.


La falta de tiempo y recursos dedicados a nuestro desarrollo humano y la incapacidad de convertir este propósito en un deber ineludible es lo que eleva todos y cada uno de nuestros progresos, algunos de ellos propios de la ciencia ficción, a la categoría de inmorales.


Estamos yendo más allá de todo menos de lo que somos nosotros como seres humanos y por lo tanto de nuestra manera de estar en el mundo.


Sólo nuestro esfuerzo para convertirnos en una versión más genuina y radical de nosotros mismos nos puede sacar de este gran desafío. Este es el verdadero reto, ya que, su desempeño hará buenos los demás desempeños: sociales, tecnológicos, médicos, políticos, ecológicos y no, y nunca, al revés.


No es una utopía, simplemente hay que dedicar el mismo tiempo y los mismos recursos que hemos dedicado a ir más allá de lo que tenemos, hacemos y sabemos a ir más allá de quiénes somos y de nuestra manera de estar en el mundo.


¿Empezamos? Bienvenidos y bienvenidas a libres y útiles!



Comments


bottom of page